sábado, 14 de marzo de 2009

11.01.09

una mirada me sigue
dos miradas mil miradas
espían lo que guardo mis secretos
descubren que no he muerto
y me analizan
tantas miradas persiguen
lo que muestro lo que escondo
ojos que se multiplican
y ya no puedo eludir
qué intentarán encontrar?
que venganza tramarán?
la incertidumbre me inquieta
no hay descanso para el mal

6 comentarios:

HUMO dijo...

te siguen porque eres exhibicionista!!!
Sigue desnudándote así, de a poco , seductoramente, que no seran mil ojos , serán cientos de ellos que te querrán amar!!!

=) HUMO

La otra parte de mí dijo...

paranoia...

Lucila dijo...

Payador, ese poema tiene aires de persecusión y vida.
Saludos!

María de Jesús dijo...

los ojos que nos persiguen no dan tregua...solo hay que saber enfrentarlos y perder el temor ante su mirada oscura y paralizante

oyana dijo...

No hay descanso para el mal....

India dijo...

las miradas siemrpe tienen 2 caras