miércoles, 17 de diciembre de 2008

05.12.08

cavo una fosa
buscando la quintaesencia de mi ser
hay movimiento
lejanía esperanza dicha saudade
nostalgias que quieren zaherir mi alma
descanso calmo
distingo presencias alborotadas
sonrío

8 comentarios:

Bichicome dijo...

lo importante es el sonrío del final.

•Laura Avellaneda• dijo...

¿Estarás cavando dentro tuyo?

laura dijo...

ASÍ
con el cuerpo dormido
y mudo
con un manojo de gritos
sueltos
por adentro del cuerpo
corriendo
una muchedumbre de gritos corriendo
como escapándose
de un lugar que se prende fuego

Sol dijo...

hola
esta muiy bueno tu escrito

que estes muy bien besos

•Laura Avellaneda• dijo...

Llorar a moco tendido es lo mejor,sobre todo para descargarse y tener la (falsa) sensación de que con el río que nos brota de los ojos se va la pena.

Lo malo es quedarse seco de lágrimas, con una sandía atascada en lagarganta y un puñal clavado en el corazón (tal como la protagonista de mi nuevo relato).

Gracias por escuchar mis voces.

•Laura Avellaneda• dijo...

Hay algo nuevo en el blog de Amélie!

http://elvalsdeamelie.blogspot.com

Ana dijo...

Que lindo esta tu blog! Que bien escribis! Gracias por tu visita al mio. Saludos

unapareed dijo...

Gracias por pasarte.

"nostalgias que quieren zaherir mi alma", me gustó esa frase, es tan cierta..

Muy bueno, me hiciste parar a pensar..

Saludos!